Bienvenidos!

Aquí encontraras consejos y opiniones de mi día a día sobre maquillaje, moda, cosméticos, productos... Y más!
Bienvenidos!!

Entre Bases, correctores y polvos! De qué va esto??



Hola chicas y chicos!


Como lo lleváis??


Hoy de nuevo con una entrada mas! Disculpen la ausencia pero mi internet estaba averiado así que!! Seguimos! =0)

En mi entrada de hoy les voy a hablar de algunos tips para saber reconocer que bases, correctores y polvos nos va mejor ya que como sabéis hay millones y a la hora de elegir, por lo menos yo, me vuelvo un ocho y al final termino comprando el que no era de mi tono o el que me indico la que vende el producto que no es el que necesito, en fin algunas pequeñas recomendaciones para saber como identificarlos y como aplicarlos para que nuestro maquillaje quede natural y muy limpio.


Elegir los productos adecuados y como usarlos: 

Para empezar como regla general, los mejores productos para el día son los "ligeros", mientras que los productos "pesados" se reserva para ocasiones especiales (claro que toda regla tiene su acepción ya que esto depende del gusto de cada quien). 

Principalmente esto es porque, los productos más pesados ​​tienen una mejor cobertura y duran más pero también son peores para nuestra piel. Y dependiendo del producto que usemos estos pueden tapar los poros, evitando que la piel respire y causando espinillas; por eso es recomendable aparte de desmaquillar nuestro rostro todos los días no usar productos pesados a diario y verificar siempre cuales son los ingredientes del producto que usamos para el rostro. Ya que unos son más perjudiciales que otros. 




Entre los productos pesados podemos nombrar las bases en crema (ya que suelen ser a base de aceites, glicerina, etc.), los polvos compactos o pankaque, estos puede dar un aspecto impecable, tapar en su mayoría las imperfecciones del rostro y durar muchísimo. Se pueden usar, por ejemplo cuando salgamos en la noche con las luces de la atmósfera de restaurantes, teatros y clubes; nuestro rostro se verá muy bien. 

Dentro de los productos ligeros podemos nombrar las bases al agua, las hidratantes con color, el mousse, el polvo translúcido, correctores e iluminadores. Estos dan un aspecto muy natural y son la mejor opción para el día. 





Aunque como indique antes va al gusto de cada persona ya que actualmente las bases de maquillaje que se podría identificar como un producto pesado para el día son cada vez mejores y más ligeras, es uno de los cosméticos que hoy en día contribuye más al buen aspecto del cutis, pues además de constituir el "lienzo" sobre el cual se pueden aplicar los productos que resaltan y definen los rasgos del rostro (sombras, delineador, rubor y lápiz labial), cubre imperfecciones, empareja el tono de la piel, proporciona acabado aterciopelado y protege a la epidermis de las agresiones ambientales, además de traer una cantidad de vitaminas, antioxidantes que ayuda a nuestra piel a estar mejor cada día. 


Antes de aplicar cualquier producto de maquillaje, es necesario lavar bien la cara con un limpiador suave, enjuagar con agua y secar. A continuación, aplicamos una crema hidratante ligera, contorno de ojos o bien los tratamientos que usemos habitualmente. Preparar la piel siempre antes de maquillar nos asegurará una cobertura más uniforme y que el cutis se vea impecable tras la aplicación de los productos.



A la hora de escoger un corrector debe ser uno o dos tonos más claros que el de la base de maquillaje. Solo así lograremos un efecto luminoso 

Normalmente los correctores vienen con su aplicador incluido aunque los hay también en tubo o en barra. Antes de hablar de su correcta aplicación he de recalcar que el error que cometemos con mayor frecuencia es aplicarlo en exceso y distribuirlo mal en las zonas que queremos corregir, lo que provoca un efecto anti estético notorio. 





Si el producto lleva aplicador se debe colocar una pequeña cantidad en la zona que va del lagrimal hasta la nariz, que es el ángulo más oscuro del rostro. Nunca repartirlo debajo de todo el ojo, solo en el pequeño triángulo, también podemos aplicarlo en las comisuras de las fosas nasales y los labios. 

El corrector nunca lo debemos extender sin piedad con el dedo, sino que debemos fijarlo con pequeños golpecitos, solo así se consigue una mayor cobertura de color. Ahora, si queremos un resultado de precisión total, lo aplicaremos con un pincelito plano acabado en punta fina y lo difuminaremos bien y después aplicaremos polvos de maquillaje translúcidos para ayudar a fijarlo a la piel y prolongar su duración. 

Nunca debemos aplicarlo sobre las arruguitas finas o patas de gallo, ya que las acentúan. Si se aplica el producto con las manos, más concretamente con la yema de los dedos, usaremos el meñique y lo aplicaremos dando pequeños golpecitos también y mezclándolo para que quede uniforme. Cuando las bolsas u ojeras sean demasiado oscuras, aplicaremos un segundo corrector que será un tono más oscuro que la piel, solo alrededor de las bolsas, nunca sobre ellas, de modo que se noten menos. 





Si queremos tapar alguna imperfección usaremos correctores – neutralizadores, que dependerá del problema de la piel que tengamos. Tenemos que recordar que no todas las imperfecciones se cubren con un solo color de corrector por eso debemos mirarnos en el espejo e identificar que imperfecciones tenemos en el rostro y que tono usar para cubrirlas. 

Para ayudarnos a identificar que tono de corrector usar para cada imperfección podemos tomar en cuenta la rueda de colores, ella nos indicará dependiendo del color de la imperfección que tono usar. 

Por ejemplo si tenemos una pepita, o manchita que sea de color rosa o rojo utilizaremos en esa zona un corrector verde, porque en la rueda de color el verde es el opuesto al rojo por lo tanto le va a neutralizar el color rojo. Y así con el resto de colores, identificamos de qué color es la imperfección y buscamos el color opuesto en la rueda y ese va ser el corrector que utilizaremos en esa área de la imperfección. 




Entonces para resumir: 


Correctores verdes: Disimulan rojeces en general sean de la causa que sean. Por lo tanto nos corregirán granitos, venitas, irritaciones. Etc. 

Correctores amarillos: Disimulan imperfecciones con un subtono rojo también, como las violetas o moradas y algunos azules, por lo que si queremos camuflar un granito que no está muy rojo, podemos optar mejor por un corrector amarillo en lugar de uno verde. También lo usaremos para corregir ojeras con tonalidades moradas o azuladas. 

Correctores anaranjados y salmones: Estos colores disimulan los tonos azules o amarronados por lo que si nuestra ojera o mancha tiene un azul o es marrón más o menos marcado nos ayudará más un corrector naranja que uno amarillo. 

Correctores lilas o morados: Cubrirán manchas amarillas o verde-amarillentas 

Correctores rosados: Cubren tonos verdes oliva sobre todo, como siempre depende del verde en concreto y de el tono del corrector. Nos puede ayudar a camuflar sobre todo ojeras que tiendan al verde. 

Correctores Blancos: Suelen servir más que nada para iluminar zonas como la ojera antes del corrector, u otras zonas que necesiten algo de luz extra. 

Correctores marrones oscuros: Pues además de poder usarlo como corrector común gente con la piel más oscura, también sirve para afinar o hundir las zonas que queramos en el rostro 

Correctores en diferentes tonos beige: Pues cubren o camuflan casi cualquier imperfección leve que no requiera de un tono concreto, como pueden ser ojeras poco marcadas o con un color indefinido 

Al elegir cualquier tipo de Base liquida o en crema, asegurarnos siempre de que coincida con nuestro tono de piel natural. El color debe adaptarse al matiz de la piel, para ello podemos probarla 3 ó 4 tonos a lo largo de la línea de la mandíbula y escoger el que parezca haber desaparecido. 

Aplicar las bases liquidas con brochas o mofetas especiales para esto, ya que ayudara a que nuestro maquillaje quede más ligero y mejor aplicado, aunque hay personas que utilizan las esponjas, en lo personal yo utilizo brochas ya que las esponjas absorben mucho producto y dejan la capa de maquillaje mas gruesa. 




No usar maquillaje para tratar de hacer que la piel se vea más clara o demasiado oscura, ya que no se verá natural. En la compra de bases y polvos, lo mejor es ir a una tienda donde se pueden degustar las muestras. 

Se debe comprobar siempre las bases de maquillajes en la cara, como ya mencione preferiblemente la línea de la mandíbula. Las pruebas en el brazo o la mano nos darán una lectura falsa y por lo general como resultado el color equivocado. 

Asegurarse de difuminar bien todos los productos sobre todo cuando usamos correctores, neutralizadores de imperfecciones y bases, que todas las áreas se mezclen bien, y que el borde de la línea de maquillaje en la raíz del cabello, orejas y mandíbula sea indetectable. 

Al final y antes de empezar a aplicar los colores es decir sombras, coloretes e iluminadores debemos matificar con polvos traslucidos usando una brocha gorda o kabuqui (al gusto de cada quien), dando ligeros toquecitos para que no queden grumos, este último paso es importante para que dure el maquillaje más tiempo y no salgan muchos brillos. Recuerden que cada quien hace sus maquillajes a su gusto por tanto estos pasos son solo recomendaciones. 




Y walaaa el lienzo está listo para que podamos aplicar los colores!!!


Bueno queridas lectoras y lectores esto es todo por esta entrada! Espero sea de ayuda estas humildes recomendaciones y si tienen algún truquillo  mas para que el maquillaje quede de lujo pues soy toda oídos!


No olviden si es de su gusto seguirme en el blog para que participen y suscribirse para que les llegue a sus correo lo ultimo de mis entradas!

BYEEEEE! =0)



2 comentarios:

  1. Muy buena entrada,lo has explicado todo muy bien, un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola nena! Bienvenida a mi blog! Que bueno que pasas por aquí! Y gracias siempre trato de explicar lo mas claro posible pero a veces me extiendo jajaj jaja pero que bueno que te gusto! =o)

      Eliminar

ME INTERESA TU OPINIÓN